No Te Va Gustar editó su nuevo disco “Suenan las alarmas”

Con algunas muestras de nuevas búsquedas sonoras la banda uruguaya acaba de editar su nuevo disco.

 

 

Afianzados en el género de canción rock, los uruguayos liderados por el argentino Emiliano Brancciari lanzaron su nueva producción nuevamente el venezolano Héctor Castillo en la producción, con el Paralamas Herbert Vianna y a un mariachi mexicano como invitados para un disco que va entre una línea clásica y algunas canciones donde la agrupación abre una búsqueda sonora.

El disco arranca con un la percusión y la base muy grave, distorsionada, los brasses en sonido grave, el bajo queda solo y la voz de Brancciari se mete en la letra de “Y el mundo me comió a mi” más oscura, con un buen estribillo, pero mucho más rockera y rítmica, siempre en tonalidades graves.

“Quería ser como él” comienza con percusión, batería, pads electrónico y una guitarra abierta con Brancciari recitando una visión de la niñez adolescencia del niño genio que escondía una vida familiar muy triste y que tiene un ritmo medio country deforme, al igual que los punteos de la guitarra, con el apoyo de la cantante uruguaya Samantha Navarro.

“Autodestructivo” es más rockero con un destacado juego de las guitarras, la base apoyando con un buen groove. El groove es más explosivo y más funky en “Guante blanco”, donde los bronces arma la melodía y el riff, con un sonido un toque más grave, mientras Brancciari castiga con dureza a la clase política y empresarial del Mercosur: Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay. El estribillo sobre ir al infierno tiene toques de vodevil y carnaval con voces graves que parecen surgidas del Infierno de Dante.

“Para cuando me muera” retoma la línea tradicional de la banda uruguaya, pero los riffs sustentados por los bronces es más grave, más cruda, mientras Brancciari canta algunas partes y las otras las arroja cual rapero y otra vez con balas de fuerte contenido social.

El Marichi Flor de Toloache aporta sus cuerdas y vientos al tex mex “Los Villanos”, donde No Te va Gustar se mezcla con los mexicanos y Brancciari se apoya en las voces de Shae Fiol y Julie Acosta que cuenta una historia de un pueblo copado por delincuentes.

El lado más rock alterlatino aparece en “Pegame más fuerte” bailable, poguera con un gran trabajo de los bronces y la participación de Herbert Vianna, de Paralamas, en las voces. “Prendido fuego” abre con una guitarra casi fogonera con la voz bien al frente a la que luego acompaña un piano y más tarde se suma el resto de la banda en un medio tempo melancólico, con apoyo de Emme en las voces. En “viento a favor” continua esa línea más uruguaya que caracteriza a la banda con una canción muy bien lograda.

“Desde que era un pibe” tiene momentos de reggae y de milonga, es oscura, nocturna, triste, invernal, con el apoyo de los Bersuit Dani Suarez y Cóndor Sbarbatti en las voces para darle un buen clima rioplatense a la canción.

“Lo real es ya” arranca con un rock moderno, bien veloz, rápido, con un buen trabajo de las base y los teclados, mientras que “No deja de soñar” abre acústica, melancólica, lenta en un homenaje a Marcel Curuchet, al tecladista de la banda, fallecido en 2012 en un accidente en Nueva Jersey, con final épico.